Páginas vistas la semana pasada

lunes, 16 de enero de 2012

Mamá...para que no tengas envidia...

Sábado...por la tarde.




 Mi hijo se acerca...me coge por el cuello, me acerca a su carita y...muacc...me da un intenso beso...
Minutos más tarde, viene corriendo con su patinete...y vuelve a repetir...muacc...más fuerte, más intenso...
"Para que no tengas envidia de nadie, mamá, te quiero", entiendo que me dice...
Resultado?...No tengo envidia...ya no...Hasta la próxima...

7 comentarios:

  1. Ah!!...SE ME OLVIDADA...Era la primera vez que hacía esto...La verdad es que estos gestos de amor de mi hijo...cómo ayudan a dejar atrás tristezas...

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué lindo! Te darían ganas de comértelo :)

    ResponderEliminar
  3. Un beso. Tan leve, tan frágil, tan fugaz y sin embargo mueve montañas, emociones y dudas. Un beso Mei.

    ResponderEliminar
  4. Lo que te digo siempre,tan pequeños y venga a darnos lecciones.No sé si ya te lo he dicho otras veces,pero una amiga terapeuta me recomendó escribir todo este tipo de cosas en una libreta con su fecha y así cuando estés ploff,pues te lo lees y te da el subidón para seguir adelante.Besos.Silvia

    ResponderEliminar
  5. Yo he decidido meter esos sonoros e intensos besos envueltos en un pañuelo finito de hilo, me los despego de la cara y los guardo con cuidado en el pañuelo doblado y así cuando me duele el alma me coloco el pañuelo en el pecho y todo parece volver a mejorar

    ResponderEliminar
  6. Joder, sin palabras me ha dejado.

    ResponderEliminar