Páginas vistas la semana pasada

viernes, 20 de enero de 2012

Muerte y vida



Ahora los temas son dos...las embarazadas y la muerte...son los temas que interesan a mi hija..."Qué edad tienen los abuelos, son mayores? se van a morir pronto, y tú? y papá? yo no quiero que se muera nadie de mi familia, y si te mueres tú, me quedo solita?"...Estas son sus preguntas habituales...últimamente...

El otro día tomó una importante decisión: “Mamá, cuando tu te mueras, voy a quedarme con el tarro, y no lo voy a enterrar en el suelo, ni a tirarlo…Lo esconderé en un lugar sólo mío, para que nadie lo vea…porque sin tí no puedo estar nunca…ni cuando te mueras…”
Mi alma se convertirá en estrella...y desde el cielo los protegeré y amaré..."pero esto pasará cuando seas muy viejita, mamá"...

No sé donde ha oído lo de la incineración, lo del tarro, o las cenizas...La cuestión es que yo me quedaré en un tarro, en un lugar seguro y secreto...que sólo ella conocerá...


6 comentarios:

  1. Yo de pequeña estaba súper obsesionada y por las noches pensaba mucho en el pánico que me daba que se murieran mis padres y mis abuelos.
    Ahora que soy adulta y ya me falta mi padre desde los 22 años, también tengo mucho miedo a perder a mi madre.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso, mis hijos también están obsesionados con esos dos temas, dia sí, dia no, siempre están preguntando qué pasará con ellos cuando me muera... se han repartido ya la casa .......... El miedo a quedarse solos otra vez, los obsesiona.

    ResponderEliminar
  3. Mi hija tb esta obsesionada, con la muerte, el dolor físico tiene pánico a ponerse mala, de echo se encontro un bulto en la cabeza y vino como una loca a decírmelo. Ella no tiene miedo a quedarse sóla de echo dice si os pasa algo a papá ya ti me voy a vivir con los abuelos o con al tia Sara, mi hermana.
    El tema embarazo la supera con cinco años recién cumplidos cree que estuvo en mi barriga, que fuimos a buscarla a China.
    No se si no entiende o no quiere entender.
    Un beso
    María

    ResponderEliminar
  4. Mi hija también habla mucho de la muerte (de la mía). Últimamente su obsesión es cómo me va a quitar el anillo (mi alianza de casada) cuando me muera para quedarselo ella, que lo quiere tener..... jajajajaja muy práctica ella....... y ya tiene planes para mi traje de novia, mi Thermomix y mis utensilios de cocina.
    También se plantea que hará ella sin mi, quien la cuidará. Y por más que le explico que será mayor y todo el rollo no la convence. Se ve sola si yo desaparezco, sea esto pronto o tarde.
    Lo de embarazadas ya se le ha pasado. Me tenía todo el día jugando a que estaba en mi tripa y viendo partos en Youtube. Ahora se mete los muñecos y juega a estar ella embarazada.

    ResponderEliminar
  5. La muerte es una de esas realidades pendiente con la que tengo que reconciliarme. Mi hija habló del tema y elaboró una lista por orden de defunción: abuelo, abuela...
    Itsaso

    ResponderEliminar
  6. La lista...que más duele...porque yo no me quedo impasible ante estos planteamientos...porque me hace pensar a mí también en mi propia muerte antes de tiempo, bueno, antes del tiempo en el que a mí me gustaría morirme...pienso en la muerte de mis grandes padres que tanto ma ayudan y me apoyan, o en la de mis suegros que tan pendientes están de nosotros y de los niños...
    es un tema como dice Itsaso con el que me tengo que ir familiarizando, porque lo rechazo y...eso no es lo mejor...porque la muerte...siempre nos puede sorprender...cuando menos queramos verla...

    ResponderEliminar