Páginas vistas la semana pasada

lunes, 20 de octubre de 2014

Y llegó...primaria...

Llegó el momento.
Lo esperaba...de hecho...cada año, lo espero.
Esta vez está siendo peor que nunca...creo.

Hong ha pasado a primero de primaria...y...llegó el momento, de la incomprensión, de la exigencia, del globalismo, de la norma y su aplicación indiscriminada.
Llegó el momento de volver a la carga, de hablar, basar teorías en experiencias ya hechas y comprobadas y convencer.
Parece mentira que un colegio de integración tenga tantos profesores que no tienen ni idea de sordera, de LSE y menos aún de adopción, de abandono, de la deprivación y de sus secuelas...De nuevo, tenemos que explicar y educar...algo que cada día es más difícil porque nuestro hijo crece y muchos no se creen lo que les decimos.

Tiene que aprender inglés, porque las leyes así lo dicen.
Tiene que aprender música, porque las normas educativas obligan.
Tiene que ir a hacer deporte casi a rastras y sin saber qué leches le está diciendo el profesor.
Tiene que salirse del aula cuando más a gusto está, porque es el hueco que tiene la logopeda, la de apoyo, la de LSE...
Y agradecidos (de verdad) a que tenga todos estos elementos complementarios...

Sólo pedimos...que se apliquen por favor, en función del niño, y no en función de la estructura escolar y de los adultos...que para eso mandamos.

Al despertar Hong me dijo "mama, cole malo"..."sábado"...qué triste que mi hijo llame a su cole "malo"...qué triste...

Hoy tutoría...ya veremos...


6 comentarios:

  1. Nosotros empezamos la próxima semana, y de la entrevista que tuvimos la semana pasada, me quedó un sabor amargo, pues la psicóloga, me dijo como si nada, "que los horarios de las terapias son como les va quedando mejor a las terapeutas", y no es gratis!!! Nos pidió que se interrumpieran las terapias a las que nuestra hija asiste, para que no se "crucen planeamientos" y yo no creo que de brazo a torcer, pues mi hija disfruta de sus terapias, con horarios programados, jugando. Ya nos pasó en el centro de atención temprana, que los 20 minutos de logopeda no funcionaban cuando la arrancaban de sus actividades diarias, jugando con sus compañeros, ya cansada y con hambre, en fin...

    Les deseo que todo vaya muy bien, de todo corazón. A nosotros nos pasó el milagro, de que nuestra hija se hizo un amiguito, y los dos hicieron grandes progresos, incluso hacían algunas terapias (individuales) juntos.

    Hong tienen la mejor mamá para él, y que bueno que (aunque duela), pueda expresarse y decir que no le gusta la escuela.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Es que cuando los niños tienen necesidades especiales, estas se deben adaptar al niño, no el niño a un modelo idéntico para todos. Aunque con la porquería de recortes que se están haciendo y lo que escucho de padres con esta particularidad, es para echarse las manos en la cabeza.
    Lo de "cole malo" duele, lo siento por ti y por Hong.

    Besos

    23+1

    ResponderEliminar
  3. creo que mi comentario se ha perdido.
    Pienso que primero de primaria es un salto cualitativo para todos los niños. Y es donde se empiezan a ver las diferencias de madurez, las dificultades y donde empiezan los tropezones. Empiezan las notas y los exámenes, y los deberes y empiezan las etiquetas (los listos y tontos, los vagos y los trabajadores, los que dan guerra y los que no... y hablo así porque este vocabulario y estos conceptos siguen funcionando ). Cuando hay una dificultad añadida es una especie de salto al vacío.
    A veces pienso que todo lo que gira en torno al apoyo a determinados niños tanto fuera del aula como dentro está unido a bastante hipocresía. Se hace porque hay que hacerlo, Te lo ofrecen como si fuera un regalo pero se mete con calzador y molesta (a mi misma cuñada y sus amigas docentes todas les he oído lo que molesta al ritmo de clase y el trabajo que da el tener a alguien diferente en la clase y que si podían quitarse a ese grupo no lo dudaban y se lo "encajaban" al último que ha llegado o al buenazo o al que no se movía rápido.). Se que suena mal y que esto puedo ser injusto (lo es) para otros docentes maravillos muy implicados y que hacen de todo por ayudar a los peques. Y también hay docentes intermedios, que ni fu ni fa pero que pueden ponerse a favor del niño. Pero como madre no tengo ni idea cuando empieza un curso con que tipo de tutor y profesores me voy a encontrar. Con que tipo de profesor y tutor se va a encontrar mi hija y que capacidad de empatía va a tener o hasta donde va a llegar su superficialidad.
    Entiendo a Hong porque yo misma a veces siento cole malo.
    Pero Pilar, Hong no está solo, tiene a una madre que lucha, que le entiende muy bien, que ofrece conocimientos para que se le entienda... ¡un abrazo¡

    ResponderEliminar
  4. gracias a todas...Tengo que coger aire...me estoy ahogando entre normas, burocracias, órdenes, compromisos, obligaciones...y...allí...lejos...en el fondo...casi tan ahogado como yo...mi Hong...pidiendo socorro a su manera...Espero poder respirar...gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Pilar, cuánto tiempo sin leerte. Me alegro que retomes tu blog, que te encuentres mejor de ánimo.

    Ahora la lucha de primaria, ufffff, yo la pasé más en tercero de infantil (sí, en infantil), querían que mi peke que vino ya con tres añitos, con su n.e., con sus operaciones, con sus intranquilidad, con sus carencias, fuese como el resto de la clase y su seño no dudó en decirnos el tercer día de cole que no sabía que iba a hacer con él, que no se estaba quieto. Se me vino el mundo encima en esa reunión, salí llorando, no había destacado ni una de las muchas cualidades que mi niño tiene, me lo puso fatal¡¡¡¡. Le escribí una cartita ya en reposo y le dije varias cosas que hicieron que se pusiera las pilas, que se lo planteara como un reto, que disfrutara enseñándolo y vería como llegaba a sus metas.
    Que pena que con los docentes tan buenísimos que hay, nos toquen algunos, además del sistema educativo que se lo pongan tan difícil a los niños que deberían ser lo único importante.
    Sigue contándonos cosas de tu/s niños, que nos encanta.

    Besazos y a por otra batalla....
    Yolanda

    ResponderEliminar
  6. Debe de ser durísimo motivar cada día una actividad que a tu hijo no le aporta lo que necesita. Sé que eres fuerte pero estas cosas... duelen.

    A LY la estamos llevando a una escuela libre, pero me temo que cuando pase a primaria... no se!
    Miles de abrazos

    ResponderEliminar