Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 12 de junio de 2013

Lo mejor que he hecho mi vida


He repetido muchas veces esta frase, convencida de ella; y la he oído otras tantas más de madres adoptadas por sus hijos de China, Rusia, Colombia...¿también vosotras la habéis dicho? y...¿la habéis pensado? Si, verdad...Y nunca os habéis luego planteado la duda de..."¿ realmente es, fue lo mejor que he heho nunca?"...
Esta duda me asalta en muchos momentos de mis días, cuando los vivo presionada por las terribles circunstancias actuales. Miro a mis dos hijos y no puedo evitar preguntarme...¿si?...es lo mejor que he hecho en mi vida? O no. Con más de 40 años, con unos niños muy pequeños, con todo lo que nos está sobreviniendo a este país que se creyó Quijote y no era más que un Lazarillo, ¿me equivoqué?... Tenía que haberlos dejado en otros brazos más consistentes, más seguros, más futuribles?...

No, no hablo del amor, de los cuidados, de la entrega, no hablo de hacer familia...Hablo de las posibilidades y de las opciones que tienen y, sobre todo, de las que tendrán mis hijos, en un lugar que creí perfecto para ellos y que se torna desordenado. Todo está patasarriba y ya el futuro es un gran enigma.

Qué está pasando aquí? Qué pretenden hacernos? Y hacia dónde nos llevan? Qué será de nuestros niños y niñas? de su futuro?
"Y el amor que les das? quién se lo habría dado igual?"-me dicen...Pues otras familias con otros acentos y otras costumbres-contesto yo.

Es lo mejor que he hecho en mi vida!...y fue lo mejor para las suyas?...Esa es mi pregunta.


6 comentarios:

  1. Esta misma reflexión me la he hecho yo muchas veces. Se la he comentado a amigos, y siempre me dicen lo mismo: "pues claro que tomaste la decisión correcta".
    Yo sigo pensando si he llevado a mi hija a una situación que no era la más óptima. Que si hubiese sido adoptada por otra familia biparental, con más posibles, con más capacidades... la querrían igual, casi seguro, pero quizá, estaba mejor.
    Se que es lo mejor que he hecho en mi vida, porque sin ella, ahora no se siquiera si querría pelear, pero ¿fue lo mejor para ella? ufff cada día pienso más que no.

    ResponderEliminar
  2. Esta es la cuarta respueta que empiezo a escribir ……….se me agolpan los pensamientos, se mezclan y no acabo de expresarlos con la claridad que me gustaría.
    Pero si te puedo decir que yo también me hago esas preguntas, que yo también pensé que podíamos ser una familia estupenda para un niño y que cada día tengo más dudas de haber hecho lo correcto……………que tener a mis hijas es maravilloso para mi, eso lo tengo claro, pero ¿ ha sido lo mejor para ellas? esa es mi duda......

    Un beso

    Marian

    ResponderEliminar
  3. No me queda claro si hablais de condiciones sociales, económicas o de seguridad emocional. Imagino que es un problema de autoestima, de no sentirse digno de ellos o quizás por la crisis que todo lo afecta. Yo no soy madre adoptiva y por tanto no sé lo que es y no puedo opinar.
    Si fuese hijo biológico, os preguntaríais lo mismo? y si fuesen adoptados nacionales??
    Tener una estabilidad familiar es algo muy valioso, y seguro que vuestros hijos lo valoran. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Yo también me lo he preguntado, sobre todo últimamente, no creo que exista la respuesta correcta. Me gusta pensar que si estuviese en otro sitio no estaría mejor ni peor, estaría diferente, sin más. Se habría adaptado como solo ella sabe hacer, habría querido a sus padres, madre o padre como solo ella sabe hacer y estaría estupenda en el cole. Estoy segura de que ella estaría bien por ser como es y eso no lo he hecho yo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Anónimo hablo de vivir...porque, qué duda cabe que si una madre no tiene la cena preparada porque en la nevera no hay nada, cómo se vive?...Con amor sí, pero de qué manera. Son tantos los días en los que me pregunto cómo, tanta gente, es capaz de mantener el tipo delante de sus hijos cuando sus trajes,sus uniformes ya no representan un trabajo, ni un sueldo, ni un plato de comida? Durante cuanto tiempo puedes mantener el tipo social y económico, para que se sostenga la seguridad emocional que necesitan los niños?. Cuando me lancé a la maternidad adoptiva todo era seguro...Mi trabajo, el de mi marido, mis ideas, mis creencias, mis planes...Han pasado sólo 7 años y ahora todo está borroso, he perdido creencias, he dejado por ese camino muchas ideas, he cambiado como un calcetín puesto del revés porque todo ha cambiado y a qué velocidad, es como si un huracán hubiese arramblado con todo...Mantengo mi trabajo, aunque, aún siendo funcionaria, no sé en qué terminará la macabra aventura política de quienes nos mueven, mi marido ha cambiado a otro más precario y temporal...Me pregunto donde irá la sanidad que tanto necesita mi hijo, sus logopedas, su colegio con sus técnicos, sus posibilidades de prosperar y avanzar; dónde irán los planes de ser ginecóloga, su ábaco, su inglés; y MIS SUEÑOS que son muy normales...Dónde irán nuestros y sus sueños...?? El amor estará siempre...pero como algunas veces ya he comentado de amor sólo, no se vive...desgraciadamente...Yo ya no proyecto con años de antelación e intento mirar cerquita, pero hay dias en los que me hago todas estas preguntas...y ufff, son difíciles de pasar...Veo que no soy la única...veo que estáis más con estos pensamientos llenos de amargura...Y siempre me digo como Amatxu, sí ellos serían tb muy felices...quizás más...no? No sé...son mis pensamientos más pesimistas...ya luego espero que vengan los más esperanzadores...y os los contaré...
    Mei

    ResponderEliminar
  6. LO MEJOR QUE HEMOS HECHO EN NUESTRA VIDA!Me dice siempre mi madre,y ya sabes que las abuelas son sabias.Fuera los agobios y mira el hoy,el presente,que mañana igual no estamos,para qué mirar.Claro que podían haber sido otros niñ@s,otros padres o madres.....pero algo o alguien(el chin@ de turno del CCAA)nos ha unido y ¡ala!,ya está.Hoy tengo buen día.Un abrazote.

    ResponderEliminar