Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 7 de marzo de 2012

De apego y otras proezas...


El viaje a la playa del puente de Andalucía ha marcado un antes y un después en Hong...

Ya en viaje de ida comenzó a interesarse, por vez primera, por el peluche de su hermana: Tedy...un osito azul, blandito, suave y gustoso...y eso me extrañó...Estuvo todo el puente luchando con ella por abrazarlo, por tenerlo, por vestirlo, por mecerlo...En un gran almacén se empeñó en quedarse con "Tiger", así lo llamamos, otro peluche tigre ENORME, que, como veis ya tiene nombre, lo que quiere decir que ya está en casa...Casualmente me encontré allí a una mamá adoptiva de nacional, que estuvo implicada en mis expedientes adoptivos porque trabaja en asuntos sociales, y me dijo que eso era "buenísimo" porque demostraba que el apego estaba bien hecho y era seguro, al demostrar, mi hijo, un apego a un peluche, muñeco o similar...Sus palabras sonaron requetebién en mi corazón que, dio un vuelco de satisfacción...yo ya lo sabía, pero cuando alguien te lo dice y más cuando ese alguien está acostumbrado a ver o no ver apegos bien hechos, pues...me confirmó lo que ya sentíamos desde hace tiempo...que todo iba bien...en ese aspecto...mi hijo tiene un buen apego hecho y seguro...

Además, y muy importante, Hong se ha olvidado de sus amuletos en este viaje...no se acordó de la cuchara para dormir, ni de las llaves del coche para pasear, ni del temido ventilador al que pareció no ver cuando entró en la vivienda...Se olvidó de estar pegado de una forma condicionante a nosotros cuando fuimos a comer a casa de un familiar, o de ir constantemente a hombros de papá cuando paseamos por lugares no conocidos...jugó a correr de la mano con su hermana y su amiga S. , las lideró y las hizo correr entre risas y emoción...
Se sentó solo en su silla para comer en un chiringuito, y no encima de mamá o papá...
Se fue a la arena con su hermana, que pisó y tocó, sin remilgos, ni ascos, y sin que ni yo ni papi estuviésemos...
Decidió abandonar su patinete de tres ruedas y...montar en el de dos...

Ha sido atrevido y ha olvidado antiguas esclavitudes a objetos o personas...Fue muy feliz y todo le pareció estupendo...

Algo cambió en él...algo maduró en su pequeño cerebro...y sentí un gran relax en mi corazón...y creo que él también...se va relajando...poco a poco...pronto hará tres años que llegó a su hogar, nuestra familia...tres años!! Se dicen pronto...!!

5 comentarios:

  1. Cuanto habeis avanzando en este viaje!!! Y como me alegro... Poco a poco se va haciendo mayor y va madurando poco a poco las cosas nuevas.

    ResponderEliminar
  2. como me emociona leer lo que leo, que bonito tiene que ser verlo y sentirlo cada día. Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitos esos avances, ¡felicidades por ellos! :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha emocionado muchísimo este post!!! El amor incondicional de los padres siempre tiene su recompensa: la felicidad de sus hijos, la capacidad para explorar el mundo confiando en poder volver al "nido" en caso de necesitarlo.

    ¡Felicitaciones! El trabajo que han hecho está empezando a dar sus frutos! Maravilloso!

    ResponderEliminar