Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 1 de febrero de 2012

Color gris

Estoy en el trabajo y escucho a dos compañeras..."a las 10, está bien...porque a las 12 hay otra sesión, al ser una peli muda y en b/n no debe durar mucho...si no aburren a las ovejas...luego nos tomamos algo"...
y PIENSO...
Y mi vida? y mi yo?...¿dónde están?

Cuando no tenía hijos sentía que mi vida estaba rota...vacía...
Ahora que los tengo, siento que he perdido mi yo...y siento que mi vida se ha roto, por otro lado...

¿Queremos lo que no tenemos o nos cansamos de tener lo que un día tanto buscamos?
¿Es desidia a vivir lo que te ha tocado, o ansiedad por recuperar lo irrecuperable?

¿Cuál habría sido mi vida si no hubiese tenido un segundo hijo?
¿Por qué siempre la imagino idílica, magnífica y plena?
¿Por qué señalo esa decisión?

Llevo días de color gris...

Sería bueno que lloviera...o nevara...

14 comentarios:

  1. Hola Mei. No sabes cuánto te agradezco que hayas descubierto mi blog, porque me permitiste descubrir el tuyo. LLevo largo rato leyéndote... Desde hoy te sigo :)

    Es el único blog que he conocido hasta hoy de una madre de una niño sordo, como el mío.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Animo Mei!!!!

    ............que está a puntito de nevar....

    Besitos

    Marian

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Mei,creo que todos tenemos derecho a tener sentimientos contradictorios, sentirnos mal, hartos de luchar, perdidos y cansados...muy cansados. Y el gris es un buen color protector para estos momentos.

    He ido a Mis Dos Soles y me he llenado de color con las fotos de dos niños felices gracias a una gran madre.

    Un abrazo
    Itsaso

    ResponderEliminar
  4. Hola amiga!No eres una extraterrestre,eres una MADRE dedicada a sus hijos y a otras muchas cosas más.Me acuerdo antes de la asignación,nos dijeron 7 meses que luego fueron 21 y mi vida era llorar en silencio por los rincones pensando en mi niñ@.Cuando volvimos a casa con un mini bebé y exhaustos del durísimo viaje,cerraba los ojos y pensaba"que cuando los abra sea sólo un sueño"¡qué contradictorio verdad!.A veces estamos bloqueados,cansados,nos abandonamos a nosotros y a otras cosas sólo por ellos y aunque disfrutamos de muchos momentos preciosos,nos falta nuestro espacio.De todos modos los psicólogos piensan que los padres adoptivos somos muy exigentes con nosotros mismos.No estoy de acuerdo con lo de la lluvia o la nieve,porque si vivieras en Burgos,entonces lo verías todo negro en vez de gris.Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Cariño, la vida es así. Somos humanos y no podemos verlo siempre todo rosa. Un beso muy fuerte, que eres una madraza y tienes unos nenes maravillosos.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo claro que siempre quiero lo que no tengo. Cuando te conviertes en madre dejas de ser mujer, persona, trabajadora y amante para ser eso: madre. Pero a la vez tienes que cumplir con el resto y es tan enormemente agotador dejar de ser uno mismo para ser tantas cosas. Dan ganas de coger el coche, y carretera y manta. Todos tenemos sentimientos contradictorios. Yo muchas veces pienso que mis hijas han acabado con mi vida, en realidad es así, me han anulado por completo y me agotan. Luego pienso, sin ellas, me muero. Los humanos, que somos así. Yo creo que el color gris está bien, porque la vida no es rosa o negra, y el gris no es un color feo porque te da la gusta medida de las cosas. Menudo rollo Mei. No sé, un día tonto que tengo.

    ResponderEliminar
  7. uyuyuy mira que me da que alguien ha debido meternos por vena a muchas madres lo que es "correcto" sentir o pensar. JA! ser madre, mujer, esposa, profesional... es algo mucho mas complejo que esa imagen de algo inexistente que se empeñan en mostrar es contradictorio, duro, complejo, inesperado, doloroso y al mismo tiempo es alucinante, asombroso, dulce.
    Aceptar que sentir esas cosas y muchas mas es correcto y no nos hace peores madres es un camino que está por recorrer.
    Yo he pensado mil veces que si hubiera sabido la complejidad de lo que tenía mi hijo mayor quizá no hubiera llegado el menor, pero la realidad es la que es y ahora ni me lo planteo ¿va a cambiar algo el pensarlo? ahora es ahora y yo soy yo en este momento tomando las decisiones que hoy considero oportunas como simpre lo he hecho aun a riesgo de poder equivocarme que de "renglones torcidos" también se pueden escribir libros.

    ResponderEliminar
  8. Yo siento tantas veces la culpabilidad de no encontrarme al 100 por 100 "agustito" conmigo misma...son mis dos yoooossss!!! que se enfrentan, se quieren destruir, y se hacen daño...
    Al menos, hoy...llueve...una agua que tanto necesita mi yo manso...maternal...tierno y dulce...una lluvia que le hace prevalecer...sobre el yo destructor...

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Llueveeeeeeeeeeeeee y nievaaaaaaaaa!! Así que hoy todo lo verás mejor...

    ResponderEliminar
  10. Pues sí guapas...hoy...abro la ventana y veo un precioso paisaje de montañas nevadas y calles llenas de charcos que pisar...Hoy veo otras perspectivas...

    ResponderEliminar
  11. Gracias Itsaso...por recordarme lo felices que son mis hijos...gracias...es un buen toque de atención a lo que soy yo...alguien, también, bueno...que deja un rastro de bondad...
    Mei

    ResponderEliminar
  12. Que quereis que os diga, vivimos en un mundo donde tienes que estar encantada con tus hijos, tu marido, tu familia política...
    Y la verdad yo creo que mi madre y sus amigas eran muchos más felices, "solo" se dedicaban a la casa, tenián tiempo para ellas, para poner verdes a los maridos y los hijos. Y si hoy en dia dices estoy harta de todo de hijos y de marido y de trabajo y de casa y de todo y quiero tomarme un cafetito sóla y leerme, los natalicios y las bodas que publica el Hola y comentarlas con las amigas, se te tacha de mala madre, mala esposa y de todo y lo peor es que te lo crees.
    Por eso reclamo el derecho a estar harto de todo a querer tiempo para ti, aunque sólos sea para depilarte agusto y no sentirme culpable por ello, cosa que mi madre nunca se sintió por pasarse las tardes haciendo punto con sus amigas mientras se tomaban un café y nosotros,los hijos todos incluido un sindrome de down, andabamos por ahi a nuestro rollo sin tanta atención. Y la verdad nunca nos pasó nada reseñable, algún chichón, algún deber mal echo, alguna riña, pero sin intervención materna, directamente no se enteraban de lo que pasba y si lo hacian evidentemente pasaban
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. ..mira.., he pensado esto que cuentas en este poste mil y cientos de veces..., y aún no he sido madre..., pero sí adquiero ciertos compromisos que me hacen llevar una vida u otra...., no sé lo que estarás echando de menos..., pero ¿podrías imaginar una vida sin Hong y su hermana?...ahora que ya los conoces..., y si no los hubieses conocido nunca....¿podrías imaginarte feliz tomando un café o disfrutando realmente de realidades ajenas en un cine?..; estarías seguro pensando como sería tu vida teniendo que preparar una cena o tranquilizando a las pequeñas vidas que cuidas y depende de tí....
    ....personalmente veo que tu gris es un gris muy luminoso, una plata recien pulida...., simplemente creo que es una gota de cansancio....; creo que la solución y "a ratitos" es intentar vivir el presente, este que nos rodea...sea cual sea..., y buscar la sonrisa ahí....(es muy difícil...., pero tú tienes además las risas de esos hijos magníficos ...)
    Besos, y que sepas que te entiendo perfectamente..., y creo que si sabes administrarte podrás seguir siendo tú y cuidar de ellos ..., sólo un poco de organización...BEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESO.
    Felisa

    ResponderEliminar
  14. ...que conste que también yo estoy muy muy gris..., aunque no se note..., por razones varias y variopintas..., no le des importancia..., si a lo mejor nieva..., o no, a lo mejor llueve...., no importa....vive lo mejor que puedas, ...y quiere a esos dos niños lo mejor que sepas.
    Abrazo
    Felisa

    ResponderEliminar