Páginas vistas la semana pasada

domingo, 11 de septiembre de 2011

Mañana...



...Es el día...Mi niña se enfrentará a nuevos compañeros, nueva aula, nuevo cole y nueva profe...Ojalá le vaya bien...se lo merece por lo maravillosa que es...Tengo miedo a que no encajen sus espectativas de 5 años en la realidad...que la rechacen, que la aislen y que ocurra lo que nunca ocurrió en su otro cole...que sea "la china"...

Mi hijo Hong entra en la espiral imparable colegial, con sus tres años de nacimiento, dos de vida como ser pleno, uno de vida oyente, y con otras edades más tempranas para muchos de sus comportamientos...Sé que llorará y no sé cuándo se integrará...a él le cuesta estar entre los suyos, los de su edad...prefiere a los adultos...y ahora, despues del verano, no da un paso si no nos ve a su padre o su madre...Tengo tanto que explicarle a su seño que...mañana no podrá ser...

Espero que mañana no sea un día demasido malo...por ella y por él...

3 comentarios:

  1. Animo, y un beso enorme a Hong,...que el día de mañana pase en un plis plas, y te inventes una historia de un susto, con el que puede un ratito de tiempo rosa...
    Mis mejores deseos para el nuevo año escolar de tus preciosos niños.
    Sinceramente
    Felisa
    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Perdona mi pregunta.... un poco metomentodo..lo sé pero no puedo evitar hacerla: ¿No sería posible no escolarizar todavía a Hong? Yo es que como he pasado estos días por una situación un poquito aparecida y al final llegué a la conclusión de que mi hijo no está preparado, de que espero unos meses más (o tal vez uno o dos años, quien sabe...)Por favor, no me tomes a mal esta pregunta, como si fuera una crítica, simplemente que a mí me fue de gran ayuda que un grupo de mis amigas me valorizara la posibilidad de no escolarizar todavía......

    ResponderEliminar
  3. Perdoname a mi también... pero soy de la opinión de María. Escolaricé a mi hija a los tres años y no estaba preparada. Pienso que mi hija está pagando aquella temprana escolarización. Infantil es opcional, pero me sentí obligada a llevarla... todos y todo te lleva a pensar que es vital el hacerlo.
    No tuve la suerte de María y nadie me ayudó a valorar la posibilidad de dejarla en casa. Al contrario todos me presionaron para hacerlo, a pesar de que sentía que algo no iba bie. Solo puedo decirte que escuches a tu instinto más animal, más primario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar