Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 4 de mayo de 2011

Mecer

Unido a las nanas está el mecer...

En un artilugio similar a éste...se han forjado los lazos de amor más grandes que nunca he experimentado, con mis dos hijos. Mecer es otro de esos momentos íntimos que se regalan madre-hijo. Hablé de las nanas y...¿dónde mejor se puede cantar una nana, que en una mecedora?

Mecí a mi hija durante meses tras su llegada, y ahora, por fin!!, puedo hacerlo con mi hijo también...El ha estado dos años durmiendo en brazos de papi, que lo ha hecho deliciosamente bien, pero...ahora, de pronto ha sucedido que desde hace unos quince días, ha decidido dormir en los míos, mecido por esas nanas.
Está siendo una experiencia tan maravillosa como lo fue con mi mayor...
El cambio, para ambos está siendo espectacular...la unión se está haciendo indestructible...y la paz que siento dentro de mí no se puede medir...la ternura con la que me mira, me acaricia y se duerme mi hijo, me llena los huecos que aún estaban vacíos...y estoy volviendo a sentir todo lo que me regaló mi primera maternidad...
Tras tanta lucha y batalla, este momento que estamos viviendo, es capaz de endulzar todos los más amargos episodios que he tenido que vivir en los últimos dos años...Lo deseaba tanto y...por fin, ha llegado...

5 comentarios:

  1. Hay algo que siempre ocurre y es que quien siembra recoge. Es imposible recoger si antes no se sembró. Lo que vives no es ni mas ni menos que el comienzo de una cosecha que llevas sembrando y cuidando con todo el amor y sudor del mundo estos últimos años y ya ves como florece ante ti.
    Un beso aorgulloso y feliz

    ResponderEliminar
  2. Y ahora yo debería decirte: te lo dije, te lo dije, te lo dije....... jajajajajaja
    Sabes que me alegro infinito de leer esto, ¿verdad?
    Y este hijo te dará aún mucho más y yo te volveré a decir que te lo dije......
    Os quiero mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me alegro por ti, lo felices que se os ve a los dos... disfruta de esos momentos tan bonitos y tan intimos.

    ResponderEliminar
  4. Ser realista, luchar y no desanimarse. Es la mejor combinación para superar muchos de los baches que nos pone la vida. No tengo ninguna duda de que conseguiréis derribar todos los muros que os propongáis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No os podéis imaginar lo que todo esto significa para mí...y me imagino, por sus reacciones, para mi hijo...
    Deseaba con toda mi alma poder hacer con él, lo que hice con mi primer retoño...Estoy llena de amor maternal...
    Gracias, amigas...

    ResponderEliminar