Páginas vistas la semana pasada

domingo, 27 de marzo de 2011

patito feo

Tantas veces miro a Hong y recuerdo el cuento del "patito feo", es una historia que me fascina, por lo que tiene de cruel y por lo que tiene de mágica y maravillosa y esperanzadora...ese final...es apoteósico...Me encanta comprobar como un pobre patito, diferente...logra ser un elegante y grandioso cisne...un magnifico ser.
No quiero decir que mi hijo sea un patito feo, ni mucho menos, pero sí sueño con un final, para él, en el que Hong, abandonado, sordo, deforme, al inicio de su vida, se convierta en un ser  fuerte, firme, e inquebrantable en el seno de nuestra familia...no me gustaría más, que, verlo, algún día, así...un cisne capaz de volar solo y veloz por cualquier lugar de la tierra...
No creo que difiera mucho de lo que muchas deseais para vuestros pequeños hijos o hijas...Yo también lo deseo para la mía, mi retoño mayor...pero verlo en mi hijo,mi pequeño retoño...uff!! sería especialmente mágico...
Oigo en la radio a un chico campeón de...y es ciego.
Otro ganador de...y es paraplégico.
Otra que perdió una pierna en...y es esquiadora.
Otro que es ingeniero y usa para andar una silla de ruedas.
Qué estímulo personal, que orgullo interior debe de sentirse...tras muchos esfuerzos y barreras superadas...Las han logrado quitar y ahora son ELLOS con mayúsculas, unos luchadores que le han ganado a la vida buena parte de sus trofeos...
Desde que mi hijo llegó a mi vida, saboreo con más detenimiento estas victorias...



Cómo me gusta pensar que mi Hong logrará algún día mirarse al espejo y decir..."aquí voy yo, un triunfador, con esfuerzos descomunales, lágrimas y patadas de por medio, pero un victorioso"...
Yo ya pienso en que lo es, pero me gustaría que algún día él también lo sintiera y lo viviera...
Desde luego tiene a su madre como su mejor entrenadora...aunque su madre, que soy yo, piensa también en la enorme responsabilidad plus que me toca mantener...o...no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario