Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 13 de febrero de 2013

Mas fuerte que el odio, una historia...

...que hay que conocer, leer y escuchar...El libro me lo ha mostrado Rosa, de "Opiniones incorrectas"...Voy a leerlo...Mientras, hay que aprender de su autor, con una vida increíblemente dura con final feliz...(corrijo)...un final...según dice...sin el reflejo pleno de lo terrible que fue su infancia...aunque me imagino que con muchos fantasmas, oscuridades y agujeros.

http://www.youtube.com/watch?v=wrbw6Z1GyKY

lunes, 11 de febrero de 2013

Rota antes de ser madre

Me entero del caso de otra madre rota, que aún no lo es de manera física, aunque sí con el corazón, las ganas, el alma, el amor y la ansiedad de serlo. Aún no ha viajado a por su pequeña y ya ha empezado a resquebrajarse.

En el larguísimo transcurso de la espera desde la asignación hasta el encuentro en el camino de la adopción en China por Pasaje Verde, esta mamá, como nos fue pasando a muchas, se va enterando de detalles de la salud de su niña que no le planteó la Ecai, que desconocían, y como suele ocurrir, estas noticias no muy buenas, le llegan por otras vías de información que siempre tenemos que buscar los padres y madres como si fuésemos delincuentes, por la puerta de atrás, rascando, pagando dinero, pidiendo favores.

Unos datos que han empezado a romperla. La tienne loca buscando su veracidad.
La hace dudar de lo que se encontrará cuando, en la misma China, vea y compruebe en qué estado se encuentra su pequeña...Y por qué este sufrimiento inútil?  Las grietas que te van dejando señales de tristezas de miedos, de dudas, que no tendrían por qué estar? Digo yo. Grietas que te deterioran y te restan las fuerzas y el ánimo que necesitas para afrontar una realidad que puede que no sea la expuesta en los papeles...para eso tendríamos que ir fuertes, decididas, confiadas...y no...Nos obligan a ir flojas y llenas de unos fantasmas que puede que estén o que no...Nos empujan a rompernos de antemano...Qué inútil!!!

Lo sé porque a varias madres les ha pasado igual, yo entre ellas. Han ido muy rotas, asustadas, deshechas a la búsquedad de sus hijos. Algunas, luego, se han quedado destrozadas al comprobar que la realidad era peor de lo sospechado. Otras han podido respirar tranquilas porque esos "fantasmas" sólo eran humo o estados causados por el abandono y la soledad, superables con terapias adecuadas.

Cuánta inutilidad, que derroche de sufrimiento, para hijos y madres.

Algún día hablaré del largo camino, tortuoso del Pasaje Verde, nada fácil para nadie, y para los que menos? para los niños y niñas que esperan que sus familias los saquen de allí...de los infiernos y la nada...