Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ser madre 40titantos...Una obsesión




Al llegar Hong me obsesioné con mi edad y el ser, de nuevo, madre...quizás fue porque, en pocas semanas envejecí toda una vida y perdí mis fuerzas para vivir...Hong llegó a punto de cumplir los 44 y...a lo que durante mi maternidad con Lu, ni le eché cuentas, con mi hijo me pesó como una losa...Un idea que se asentó en mi cabeza como una obsesión cansina y repetitiva a cualquier hora del día...
Me sentí una madre ¡tan mayor!...Renegué por haber vuelto a ser madre...Me maldije por mi  equivoción...Me ví una vieja con un bebé "raro" al que debía hacer crecer y feliz toda una vida...pero qué vida?...si ya la tenía agotada...!!
Busqué a iguales, mujeres de más de 40 que hubieran sido madres a esa avanzada edad...quería ver sus caras, sus fuerzas, si éramos muchas, si eran felices...Las encontré y de poco me sirvió...Renegué de nuevo por haberlo sido yo...a mis casi 44 años...
Esta obsesión me ha acompañado hasta no hace mucho...Me han dado ataques de ansiedad al pensar que cuando mis hijos tengan 20 años...uff! yo nadaré ya en los 60 y tantos...

He pensado otra vez en todo esto al leer que la comunidad de Euskadi ha retirado el límite de edad para los padres y madres adoptantes...Esto cómo se analiza? Como un logro o como un error...? Cómo se resolverá, con niños mayores en manos de padres mayores o con bebé en manos de madres cincuentonas?
Es difícil encasillar esta decisión administrativa que tendrá su reflejo en familias reales. Y con el paso del tiempo...qué veremos? adolescentes en plena rebeldía y crisis existencial, dirigidos por padres y madres entrados en edades donde las energías se te agotan tras mojar las galletas integrales y sin azúcar, por la incipiente diabetes, en el café descafeinado, por aquello de la tensión alta?

Los tiempos de terribles fantasmas rondando mi vida han quedado atrás. La obsesión de ser madre mayor, se me ha ido pasado...a mis 40 y muchos años, quizás porque me dedico un hueco haciendo el pilates y estoy con la dieta de pérdida de grasas abdominales, estudio francés, y quiero iniciar una nueva carrera, vuelvo a sentirme joven, con fuerzas, con ganas de ver crecer a mis niños...Ahora respiro más tranquila, pero...aún lucho dentro de mí...madrejovenovieja...y siento vértigo cuando pienso que a mis 60 tendré hijos recién salidos de la adolescencia y me pregunto ¿podré con ello?...

8 comentarios:

  1. Podrás, claro que podrás. Los años no están en nuestro cuerpo, están en nuestra mente. Y la experiencia, la sabiduría es un punto a favor en el trato con adolescentes. ¿Que a nosotros nos queda muy lejos la nuestra? ¿Y qué, todas son iguales? Lo que cambia es la sociedad. Mucha paciencia, mucho cariño, mucho capotazo y sólo esperar a que se pase. Si hay plantadas buenas semillas, la cosecha será buena. Y si hay falta de lluvia, ya regaremos... Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me siento totalmente reflejada en tu entrada.
    Itsaso

    ResponderEliminar
  3. A mí me tuvo mi madre con 36 años y a mi hermano con 38. era la madre mayor de nuestras clases y además con diferencia. Eso de pequeña me daba mucha rabia, aunque por su forma de ser jovial nunca sentí diferencia generacional. Eso sí, siempre me he comido mucho la cabeza con a qué edad me quedaré sin madre, porque encima con 22 años perdí a mi padre.
    ¿Qué pasa? Que los 36 de antes no son los 36 de ahora. A día de hoy, a partir de esa edad empiezan las mujeres a ser madres y te encuentras con un montón de niños en el cole con mamás que los tuvieron a partir de esa edad. Yo tengo 29 años recién cumplidos y de mi clase del colegio, sólo es madre mi mejor amiga y de un niño de un año.
    Es más, conozco a un montón de chicas que son madres pasados los 40. Una de mis mejores amigas lo fue a los 43, así que no te preocupes que de bicho raro nada.

    ResponderEliminar
  4. Veo que no soy la única. Gracias por regalarnos tus reflexiones y tu experiencia. A mi, que como tú busco los rostros de madres de cuarentaitantos, me reconforta.
    Yo creo que la maternidad siempre viene acompañada de algunas dudas. Si tienes los hijos muy joven (tengo algunas amigas que se plantean la maternidad en la veintena) entonces te preguntas si no será demasiado pronto. Cuando tienes hijos en la treintena que es cuando socialmente se ve más idóneo, las dudas son de otra índole, si sabrás hacerlo bien, etc. Y en la cuarentena, con la experiencia adquirida, entonces dudamos de si no será demasiado tarde. En fin, creo que las dudas venían en el cromosoma X y nosotras tenemos dos.
    Pero, sabes qué pienso? dudar y cuestionarse, siempre que se haga con moderación, nos hace más tolerantes.
    Un abrazo.
    Núria.

    ResponderEliminar
  5. Fui mamá biológica a los 30 y mamá adoptiva a los casi 43. No me pesa la edad, lo que sí es que tengo menos energía y menos paciencia. En cambio, me he tomado todo el tiempo para disfrutar cada momento con mi hija. A los 30 siento que no disfruté tanto cada momento, que hubo cosas que pasaron rapidísimo y yo ni en cuenta. Fui muy estricta con mi hijo, al correr de los años y seguir siendo hijo único no quería que fuera un niño odioso de esos que se sienten el centro del mundo. Así que al pobre le tocó una madre medio gendarme, muy consentidora en paseos, invitaciones a sus amigos, la casa siempre llena de niños, etc., pero super estricta con la disciplina. A los 43 me di cuenta que había cosas que no eran tan importantes, claro, además de la flexibilidad, tolerancia y empatía que aprendí como parte de mi maternidad adoptiva. Igual que tù estaré en los 60 cuando mi hija tenga 17 años, y mi marido que es mayor que yo estará casi llegando a los 70. Yo creo que cada edad tiene sus pros y sus contras, lo mejor es sacarles provecho y disfrutarlas a full. Un abrazote


    ResponderEliminar
  6. Anda, pues yo lo he vivido al revés, a mis hijos mayores los parí antes de la treintena salvo al peque que llegó con un año, cuando yo tenía 33. O sea que cuando el mayor llegue a los 20 yo tendré 48. Y todo lo que he escuchado hasta ahora va en la línea de que lástima haber echado a perder los mejores años de mi vida teniendo hijos, en vez de disfrutar cuando todavía era jovén. Tocate las narices, lo que está claro es que nunca llueve a gusto de todos. Yo tuve a mis hijos cuando me dió la gana, igual que tú y como madres que somos estaremos a la altura, siempre lo hemos estado y lo seguiremos estando a los 40, 50, 60 o a la edad que nuestros hijos nos necesiten. Creo que va incluido en el carnet de madre

    ResponderEliminar
  7. Este es un punto muy interesante en la maternidad, yo tengo un hijo de 25 una hija de 21 y una bebe de casi 2 años, la tuve a mis 44 y en realidad creo que es igual de cansado que con el primero, solo que ahora soy mucho más paciente y tolerante y eso me ayuda mucho a disfrutarla más, llego mi nena y me trajo muchas energías para seguir y acompañarla muchos pero muchos años más : ) Eso espero!

    Saludos

    Mónica C.U.

    ResponderEliminar
  8. Bueno...chicas...gracias...ya veo que no estoy sola en estos pensamientos!!!! Ala...ya os contaré cómo me va de madre a los 90!!!!

    ResponderEliminar