Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 17 de octubre de 2012

"Tú cómo lo sabes, si no estuve en tu tripa?"




Eso mismo me pregunto yo...Y cómo lo sé...cómo entiendo que lo que me dieron sobre el día, hora, peso y demás detallitos del nacimiento de mi hija, es cierto...es la verdad...son los aúténticos datos...

Esa fue la pregunta que me hizo mi hija...tras comentar esos datos de nacimiento el día de su cumple...
"¿Quién te lo ha dicho? ¿cómo lo sabes, si no nací de tu barriga?".

Mi respuesta...gluppp!!! intentó ser convincente y creo que lo fue...con seguridad y convencimiento le dije cosas como: "Nos lo dijeron tus cuidadoras, en el orfanato así constaba, cuando nace un niño se apuntan todas estas cosas...tb en España, en un lugar que se llama Registro Civil..."

Mi pregunta interior es la misma que la de mi niña..."hay que creerse lo que tenemos"...hasta cuándo? quizás hasta siempre...quizás porque sea la verdad...y es lo que realmente debemos tener presente de los casi inexistentes datos que tenemos de su pasado en China...
Todos necesitamos datos concretos sobre nuestra vida...en los que creer, en los que apoyarnos...con los que vivir...verdad?? Nos dan seguridad en nosotros y en los nuestros...

8 comentarios:

  1. Es curiso verdad?Antes de viajar,tantas cosas en la cabeza que no te dá para pensar en esto.Cuando estás allí,quieres preguntarlo todo y nadie puede o quiere darte respuestas.El orfanato de Víctor y Laura es superhermético.Nadie sabe,nadie sabe.Y ahora tantas dudas sin resolver y que se quedarán así......Es más duro para nosotras que para ellos?...Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A mí no me dijeron NADA de ninguno...Incluso me dijeron datos erróneos sobre él, como que jugaba mucho con sus amiguitos y seguía con la mirada a sus cuidadoras...algo que estaba muy lejos de la realidad que nos encontramos cuando lo abrazamos...A partir de lo que tengo...me lo creo todo y no me creo nada...aunque a mis hijos tengo que darles datos a los que agarrarse por seguridad vital...y esencial...esa es la verdad...
    mei

    ResponderEliminar
  3. Es muy duro pero es lo que tenemos. ¿Pensáis que pueden saber con exactitud la fecha de nacimiento de nuestr@s hi@s, sus gustos, sus juegos...?
    Os voy a contar algo que nos contó la guía que venía con nosotros. Esta mujer nos dijo que el Centro chino tiene "comentarios stándar" que sólo van añadiendo a los expedientes de l@s niñ@s. No pueden conocer a todos, son muchos, nos comentaba. La verdad es que nos quedamos...
    Sólo se que la historia de mi niña comienza desde que está con nosotros. Ella sabe que es adoptada y que ha estado en un orfanato, pero nada más, sabe que nosotros no podemos contarle más porque no hay.

    ResponderEliminar
  4. Y además debemos compartir los datos que tenemos, y hasta donde tenemos. Debemos ir siempre al lugar más lejos donde se pueda llegar... al inicio más próximo que tengamos. Y esos son los datos que tenéis; ciertos o no... son los únicos. Habrá que aprender a vivir con ellos. Besos

    ResponderEliminar
  5. Vivir con un agujero negro y unas cuantas cosas más no es fácil. Sin embargo es lo que hay. Debemos ayudarles en todo lo que podamos... pero ese "sapo negro" no lo podemeos tragar y digerir por ellos. Hoy estoy así de dura, ayer mi hija se durmió llorando... y solo pude abrazarla, besarla, acompañarla...
    Itsaso

    ResponderEliminar
  6. Un "agujero negro" que hay que hacer creíble, en edades tan tiernas y tempranas...puedes ir hablandoles de tus intuiciones, que no dejan de ser sólo eso...intuiciones...no puedes rebasar la línea ni del sí, estoy segura, ni del no, no tengo ni idea...Yo al menos no puedo dar esas respuestas tan tajantes...Hay que dar vueltas, y vueltas, alrededor de los mínimos datos que tenemos...decirles "eso creemos, eso parece, es lo que nos dijeron" y...nada más...
    Ayer, leyendo el libro de Silvia, su último y fabuloso libro...salió una circunstancia que...seguro causará conversación...el abandono en una estación...ufff!! ya me la veo venir...
    Mei

    ResponderEliminar
  7. Y porque no creerlos? Porque habrian de mentirnos? Ya se que en ocasiones los datos del informe médido y la realidad al ir a recoger a nuestras hijas o hijos no se corresponden pero yo prefiero creerme lo que pone en el informe sobre los primero datos a la hora de encontrarla. Si nosotros no nos lo creemos que seguridad podemos darles a ellos cuando nos preguntan?
    Isa

    ResponderEliminar
  8. Claro, Isabel...por qué no creer en lo que tenemos...?? Es otra posibilidad...aunque sin descartar todo lo contrario...Lo que sí es importante es lo que tú dices...hay que darles seguridad...las incertidumbres hay que guardarlas dentro, hasta que maduren y llegue un momento en el que ellos y ellas puedan asimilarlas y sufrirlas abiertamente...Al menos es mi opción, no mentir, pero tampoco contar la posible verdad que pienso que podría ser...
    Ayer ocurrió otro hecho...que me hace sospechar que mi niña sigue dándole vueltas a sus hechos pasado...
    Mei

    ResponderEliminar