Páginas vistas la semana pasada

sábado, 12 de mayo de 2012

Hace tres años




Eran las 3 de la tarde...de Nanning...Sur de China...en la frontera con Vietnam...Estaba nerviosa, tenía tantas ganas de ver su carita...Venían otras niñas con sus cuidadores y sus cuidadoras, unas lloraban, pobrecitas...Eran muy pocas y ya mayorcitas, entendiendo por mayorcitas de 3 o 4 años, en fin, unos bebés, casi...Estábamos en el registro unas 4 familias...Era un día típico chino, plomizo, caluroso y húmedo...nosotros  éramos los únicos españoles, había familias llegadas de Finlandia, Noruega...nos distribuyeron por salas...y...el guía nos dijo..."ya viene"...se refería  a mi hijo...Hong...venía en brazos de una mujer china...y otra la acompañaba...Nunca supimos quienes eran...
Entró en la sala...con una mascarilla en su carita...por la gripe A...y un pijama amarillo de una textura sintética, pegajosa, calurosa y 4 tallas más grandes que él, estaba empapado en sudor...movía las manos haciendo círculos, sonreía sin un destino determinado...Oh, dios!! lo ví...raro...aunque,  a la vez, mi ternura de madre me incitaba a  abrazarlo y besarlo...Mi hija, con 3 años, me cogía el vestido "mamá, es el hermano?"...y me hablaba...no me enteré de nada...a partir de ahí desconecté...No recuerdo mucho...sólo por las fotos que nos hicimos...y los vídeos...encefalograma plano...

Os cuento el momento en el que abracé a mi  hijo por vez primera...Hoy hace 3 años...cuánto ha cambiado todo, mi vida, la suya y la de todos...Cuánto lo quiero!!!!! Cuánto hemos recorrido juntos y cuánto por recorrer...Ufff! Sus cambios... y los míos...Ya no soy aquella mamá...que viajó a China...
Aunque me siento feliz...



5 comentarios:

  1. El principio de Arquímedes afirma que todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje vertical y hacia arriba igual al peso de fluido desalojado.

    Yo siempre pensé que algo así me pasó al tomar a mis hijos en mis brazos, no es que me quedara en plano o en blanco o en off simplemente que mi corazón y mi alma desalojaban de mí un volumen igual al espacio que hijo necesitaban en mi corazón.

    Siempre pensamos que naces es salir hacia afuera y no es verdad nacer para mí, como madres es introducir en lo mas profundo del alma.

    Hong necesitaba mucho volumen en tu alma y ese "vacío" fue el que sentiste en aquel momento. Ahora él llena ese espacio y tú te vuelves a sentir plena.

    Felicidades mamá

    ResponderEliminar
  2. Cómo pueden ser tan sabias tus reflexiones???Eres tan joven...!!! Te admiro...y comparto tu identidad maternal...Me ha llenado tanto esta maternidad que...no sé expresarlo...realmente...

    ResponderEliminar
  3. Ese día realmente nació Hong, el grande.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades familia. Y un abrazo especial para tu niño.
    Itsaso

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tener la familia que tienes, cada dia haces lo mejor que puedes hacer y tus peques tienen una gran suerte de tenerte de madre...

    ResponderEliminar