Páginas vistas la semana pasada

domingo, 4 de marzo de 2012

¿Adios?





Llegó la hora de decir adios a Thelma? Ella ha sido nuestra perra durante 10 años...Veo que la muerte se acerca lenta hacia este animal que ha sido noble y cuidador, también divertido...A mí, nunca se me había muerto un perro, porque nunca lo tuve hasta que me fuí a vivir al campo y nos hicimos con esta pastor alemán...Es raro...una situación extraña que se te muera tu perro, el único que has tenido nunca...porque compruebo que con esa ida, inevitablemente, se cierra una parte de mi vida, paso página y soy consciente de ello, algo que, hasta ahora, nunca me había ocurrido...¿estoy ahora más atenta al paso de mi vida?...
Mi perra está enferma desde hace unos 4 años, leishmania...Le hemos seguido un tratamiento que ha dado resultado...hasta ahora...Creo que le queda poco de vida...y con su muerte próxima...se aproximan tantos recuerdos de mi propia vida...Es triste perder a un ser vivo...Es triste perder a tu perra...la única que has tenido...Nunca pensé que lloraría por decir adios a Thelma, una mascota. Ahora creo que estaba equivocada...porque ella aportaba recuerdos, momentos, instantes de mi vida...que se fueron, que ya no volverán...imágenes que me unen a otras personas muy amadas de mi entorno cercano y familiar, que también han envejecido como mi perra y que, un día...también se irán para siempre...
Su muerte me recordará la mía propia...ese día en el que me diré adios para siempre y por siempre a mí misma...
Llegó su hora...?

8 comentarios:

  1. Jo, que pena, lo siento... Nosotros tenemos una labrador de 10 años también que últimamente se la ve cada vez mas viejecita... Un besado

    ResponderEliminar
  2. Gracias...sí que es triste...sobre todo...ver cómo se apaga la vida de un animal que te ha hecho pasar tan buenos momentos...y que ha sido tan entregada a nosotros...siempre pensé que Thelma hubiera preferido nacer humana que perro...odiaba a los suyos, amaba a los míos...Ahora recuerdo cuando era cachorro y...pienso en de qué manera tan vertiginosa pasa el tiempo...Este tipo de acontecimientos sirven para darnos cuenta de que la vida vuela y se nos va en unos pocos vientos...

    ResponderEliminar
  3. vive y vivirá en tus recuerdos y en como eres porque el haber compartido 10 años de tu vida con ella te ha convertido en parte de lo que eres hoy, agradéceselo con amor antes de que se vaya y acompañalé en estos últimos momentos como a ti te gustaría que te acompañaran. Un beso muy grande y no temas el dolor no es ni mas ni menos que la expresión del amor que la tienes.

    ResponderEliminar
  4. Espero que no sea este su fin. La verdad es que se pasa fatal, no te voy a mentir. El año pasado perdí a dos de mis perros, con 7 y 12 años y fue tremendo. Se les quiere mucho, muchísimo.

    Un beso enorme y espero que sólo sea una falsa alarma.

    ResponderEliminar
  5. Lo siento muchísimo. No sé lo que se siente porque mi primer perro lo tuve a los 30 años y está vivo aún. Pero el dolor debe ser muy fuerte. Admás, nuestras mascotas marcan etapas de nuestras vidas, tal como muy bien describes. Espero que sea una falsa alarma.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Cuando se muere alguien querido, sea un animal o una persona, deja un inevitable vacío en nosotros mismos, porque con ellos se va una parte de nuestra propia vida. No hay nada mejor que la muerte para recordarnos lo efímeros que somos. Sólo existe el presente, hay que aprovecharlo. Un beso Mei.

    ResponderEliminar
  7. Espero que se recupere y sea una falsa alarma, que no sea este su final. Lo que te da un perro pocas personas te lo dan... el cariño es enorme e incondicional... La perdida es muy dolorosa y se tarda en recuperarse... Disfruta de este momento con ella.

    ResponderEliminar
  8. Vértigo es lo que me producen tus palabras. Yo el año pasado tuve la experiencia de vivir la muerte de uno de mis animales, mi gata Nela, muy enferma de leucemia desde hacía dos años. Estuve viendo la en su banqueta de la cocina mientras cocinaba los meses siguientes y aun de vez en cuando cuando miro su comida preferida del súper me asaltan recuerdos.
    La enterramos en el jardín, y encima plantamos un pequeño jazminero que hoy, un año después, está muy frondoso y al cual veo desde la cocina todas las mañanas. Así se hará ta bien con mis otros familiares peludos, que han estado conmigo desde el día en que me casé
    Thelma se hace mayor, y aunque sabes que le has prolongado la vida cuatro años, eso no es consuelo. Solo te doy muchos ánimos para el día que suceda.

    ResponderEliminar