Páginas vistas la semana pasada

lunes, 9 de enero de 2012

El policía



He comenzado 2012, con sorpresas, con un email, llegado a mi ordenador, procedente de China, en el que se me dice cómo se llama el policía que encontró  mi hijo, e incluso, en el que se me enseña su cara...

Cuando inicias una búsqueda de los orígenes bio de tu hijo, lo primero que tienes que tener muy claro es que...te vas a creer lo que te diga una desconocida que vive a miles de kilómetros de tu pais, de tu casa...de la que sólo sabes el nombre, y los datos biográficos que ella ha contado de ella misma...
Te pones en sus manos para creer que ese hombre, de rasgos orientales, seriedad máxima y uniforme, fue el primero que cogió a tu hijo y procuró que no muriera, fue el que lo llevó al orfanato de turno, por deber legal, tras recibir una nueva llamada, anunciando un nuevo huérfano en la calle.

Ahora la buscadora me dice que este agente está dispuesto a colaborar con nosotros...preguntará por las aldeas cercanas y si logra información nos la enviará, através de ella...Sólo sería necesario obserquiarle con una bonita gorra deportiva y una camiseta...¿?...¿Nada más?...
Me tengo también que creer la disponibilidad...el buen corazón...y la  honradez de este hombre que quiere echarme una mano?...
Me da en la nariz que...este hombre poco hará a cambio una humilde camiseta y una simple gorra, aunque es lo que me ha dicho la buscadora que, por otra parte, sabe bien cómo obserquiar a un poli de un pequeño pueblo de provincia, de la China rural...

Es el riesgo de hacer sin ver, ni tocar, ni oler, pero sí de querer saber...Has de confiar...y, por qué no creerlo?
Me lo creo...Miro la foto de ese agente y...me creo que fue el que acudió a salvar la vida de mi Hong, aunque sólo fuera por cumplir con su deber...me creo que mi hijo llegó a las 18 horas al orfanato de un día de primavera, aunque realmente fuera a las 15 h....y me creeré, cuando me lleguen las fotos, vídeos y demás documentación, que fue ahí, en donde comenzó la historia de un pequeño bebé, de 8 días de vida, poco más tarde, fue llamado Jin De Hong...Mi gran Hong.

5 comentarios:

  1. Siempre es bueno confiar en la bondad de los desconocidos. Además, estando tan lejos, toda información es buena. Ojalá tengáis mucha suerte ;)

    ResponderEliminar
  2. Valoro mucho lo que haces, y la fuerza de voluntad tan grande que tienes al dar este paso, yo no me atrevo a tanto,

    ResponderEliminar
  3. No es malo creer y creo que ahora mismo es lo que necesitas... sé optimista y a lo mejor con suerte te puede decir nuevos datos... por probar...

    ResponderEliminar
  4. Yo voy a probar...sí...estoy convencida...porque si no...qué??? tengo??? Nada...de nada...
    Escribiré una entrada que fundamenta mi decisión...mañana os la cuento...

    ResponderEliminar
  5. animo en ese camino que has iniciado, arriesgandote a encontrar o no, a creer o no, es valiente

    ResponderEliminar