Páginas vistas la semana pasada

lunes, 21 de noviembre de 2011

ser...nada




Sinceramente he dejado de creer en el mundo político como restablecedor de un sistema, dicen, que democrático, el que creíamos consolidado y asentado en nuestra vetusta Europa...Aquí ya no mandan los que nosotros queremos, votamos y designamos...Mandan otros que ni conocemos, ni conoceremos nunca...Toda esta situación nueva de nuestra actual sociedad me preocupa, me llega a asustar y mucho...porque los que mandan no ven personas debajo de ellos, sólo ven números, a los que hay que quitar de enmedio, si fuese necesario, para que las cuentas no sólo les cuadren, sino les hagan más ricos de lo que ya son...Y entonces? Qué ocurrirá con tanta gente que necesita apoyo social? Los discapacitados por ejemplo? Mi hijo...uno de ellos?
Nos llegan malas noticias de las asociaciones...no llegan las subvenciones, no pueden pagar a los profesionales que trabajan con los niños y...están al borde del abismo económico...Está claro!! En época de vacas flacas, los más débiles son los primeros que pierden derechos...y entre ellos está mi hijo...
Admiro cómo se están haciendo las cosas en su cole (aunque todo puede ser mejorable)...pero, con la que nos está cayendo encima, él tiene, logopeda, profesora sorda, apoyo en el aula, y una tutora "de bandera"...Y si deja de tener todo esto? Cómo será su evolución? Habrá evolución? ¿Recortes en educación?...Ya se habla que en algunas comunidades autonomicas se retrasan las evaluaciones de discapacidad a niños, para evitar así tener que ponerles especialidades en sus colegios...tremendo!! qué será de ellos...qué quieren? que los guardemos en los establos, como no hace tanto, en esta vieja España...?...
Y si recortamos la sanidad? Qué ocurrirá con los niños que deben ser implantados para poder oir la vida?
Y con los equipos muliticisciplinares sanitarios para patologías complejas, cuya mejoría depende de ellos, de varios especialistas unidos en un sólo esfuerzo, mejorar la vida de esos niños?
Estoy muy preocupada...mucho...No veo claro el futuro, nuestro futuro y sobre todo, el suyo, el de tantos y tantos niños que se verán mermados por esta dichosa crisis que han creado los dictadores de las finanzas...
No sé a donde iremos a parar...pero...menos sé a donde irán a parar tantas personas, que sin estos apoyos y esfuerzos sociales, no podrán ser nada...