Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Es normal?



Hace tiempo que no hablo de mi hijo...y no lo hago inconscientemente, aunque me lo pueda parecer...hoy he sido sincera conmigo misma y...me he convencido de que no lo hago por miedo...a que todo se trunque y tenga que retroceder en mis optimistas comentarios...Lo objetivamente cierto es que no hay más que elogios para los progresos de Hong...yo los veo, los vivo, pero no los quiero contar...no quiero que se acabe la magia...
Sus logopedas siguen emocionados con sus progresos, sus comportamientos...en el cole hoy nos han dicho que va "fenomenal", en todo, en aprendizaje y compostura...la tutora no me da tutoría porque "para qué, si va genial"...y yo...no quiero escribir sobre ello...aunque ahora, por fin, lo esté haciendo...

Otra realidad interna es que no me llego a creer estos progresos...estoy temerosa e incrédula...aunque sea yo misma la que tantas veces, me sonría y me convenza de que Hong sigue dando vuelcos radicales a su vida...en sus emociones que ya controla bastante bien...en sus sentimientos que ahora maneja y aplica...en su apego y vínculo conmigo que es cómplice, abundante y sincero...

Hong dice ya "oche"(coche)..."llaaaa"(llaves)..."mamá" lo dice con tanta claridad que apabulla y además con su buen acento tildoso...Le sobreescucho muchos sonidos que pretenden ser palabras...Hace cada día más onomatopeyas...Reconoce, recuerda...Ha aprendido a ver dibujos, centra la atención y comprende e imita...Entiende todo...Oye todo, hasta el tintineo de la campaña de Papá Nöel sería capaz de escuchar...enfin...podría seguir y....Y...Y...???

Es normal...que no me crea las evidencias de las que otros no dudan?
Es normal que...siga esperando otra rotura del camino luminoso y amplio por el que ahora camina mi hijo?
Es normal que piense que...algo más pasará, que algo más vendrá, que algo más truncará los progresos?
Es normal?????
Lo bueno es que no me estoy castigando, ni martirizando...esta distorsión interior...no me ahoga, como otras veces...sólo me da pequeños pellizcos indefensos, que fastidian, sí...pero no te impiden vivir quasifelizmente...

10 comentarios:

  1. Todos los miedos y las reservas son normales. En parte por objetividad, en parte porque el ser humano a veces desarrolla un mecanismo de protección para no sufrir.
    No te debes preocupar demasiado por ello, sólo vivir el día a día, disfrutando de esos progresos con una sonrisa.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Uf cuánto me animan tus palabras, yo estaba como tú hace un par de meses y de repente otra vez enstamos parados sin avanzar, sin ver mejoras, sin hablar...
    y yo que hace casi dos meses le veía casi casi un niño "normal" otra vez a mirar el abismo que le separa del resto.
    Te entiendo porque hoy me digo lo ingenua que he sido pensando que lo iba a lograr.
    Lo bueno es que por mucho que se pare se que avanzará y lo mejor sólo se para no va hacia atrás.
    Disfruta de cada día con sol que también nos enseña el valor de la espera para que esos días de sol lleguen.

    ResponderEliminar
  3. Hong el Grande..... siempre te lo repito.... confía, querida amiga, confía en sus capacidades. Tu hijo te dará grandes alegrías, estoy cada día más segura.
    Y DISFRUTA DE TODO LO BUENO...!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Xiao, tú siempre dándome ánimos...gracias amiga...
    Ya ves Victoria...a ese periodo, al del estancamiento, es al que le temo, porque entonces...ufff!! entonces...me hundo...y ando de puntillas por este otro de triunfos...
    Opiniones...eso intento, vivir el día a día...pero a veces, ante una imagen, una situación, mi mente se va...lejos...al futuro imaginado, irreal...sí! ya lo sé! eso es absurdo...pero me recreo en situaciones que no me gustan y...que me agobian aunque no sabemos si pasarán o no...y eso es...nefasto...aplastante...!!!
    Gracias a todas...
    Mei

    ResponderEliminar
  5. Es normal que cuando uno es feliz, no quiera ni pensar en ello, no quiera poner nombre a esa felicidad por miedo a llamar a la mala suerte, a que venga otra mala racha, a que el diablo vuelva a acordarse de nosotros. Queremos tanto a nuestros hijos que siempre tenemos miedo a que algo salga mal. Pero hay que vivir sin miedo. Disfruta de Hong, porque sus mamás y sus abrazos valen el doble, o el triple, tú ya me entiendes. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Claro que es normalísimo, cómo no lo va a ser!!! .... pero DISFRUTA DEL MOMENTO!!!! que el miedo al futuro no te apague la visión del presente!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Antes de nada ENHORABUENA!!!! tu niño es un campeón.
    Y entiendo tus temores.........cuando mi hija pequeña empezó a recuperarse de un problema de vínculo importante, conteníamos la respiración porqué no nos acabábamos de creer que todo fuera tan bien...........pero es que sucede........nos llega la recompensa y ufffffffffff qué maravilla, qué felicidad.

    un beso

    Marian

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Disfrutalo¡¡¡ pero entiendo tu temor.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. BUENO....Pues...venga...os hago caso...me habéis convencido...Y cuando vengan tiempos de retroceso o paralización...ya leeré este post...
    Gracias, amigas...

    ResponderEliminar
  10. A veces es inevitable la desesperanza,pero sólo con mirar atrás y ver cómo llegaron nuestros hijos a nosotros y cómo son ahora,SIMPLEMENTE FELICES debería bastarnos,para serlo nosotros también.Un beso.Silvia

    ResponderEliminar