Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Y si nos morimos?...aún me lo estoy pensando




Hace unos días "una madre de marte", en su blog...planteaba un asunto que me causa mucha desazón...bueno, en realidad lo que me produce es mucho miedo, pánico, es un asunto que me paraliza, que prefieron no imaginar, que ni pensarlo puedo...Pero...sobre él medito, desde entonces...

Y si nos morimos...¿Quién cuida de nuestros hijos? ¿Tenemos pensada una alternativa? ¿Tenemos, en realidad, una alternativa?

Ufff....sigo pensando en ello...Y vosotras...lo habéis pensado alguna vez...? Os paraliza, como a mí...?

4 comentarios:

  1. Desde que está conmigo mi hija me he vuelto una hipocondriaca. No exagero... en cuanto siento el más ligero dolor ya pienso en el ¿Quién cuidará de mi hija? Comparto tu miedo. Prefiero no pensarlo porque el solo hecho de hacerlo me parece que atraerá algún mal. Así que prefiero esconder la cabeza debajo del ala.

    un abrazo
    Itsaso

    ResponderEliminar
  2. Yo lo tengo pensado y solucionado con un tutor legal y con un buen seguro de vida que cubra todas las necesidades económicas que mi hija pueda tener. Y yo soy la tutora legal de mi sobrino por si a mi hermana y cuñado les pasara algo. Es como lo de hacer testamento, tener un seguro de vida. Mucha gente se pegaría por cuidar a mi hija, ahora no es la falta de gente o de familiares el problema es el exceso y yo lo tenía claro no clarísimo.
    Un saludo
    Maria

    ResponderEliminar
  3. Yo recuerdo haber dejado escritas nuestras voluntades antes de viajar a por el pequeño por si nos pasaba algo estando allá en el otro dincón del mundo. Hoy se que si me pasa algo a mí tienen un padre que será el 200% si es necesario para sacarlos adelante y mantener la memoria de su madre viva en su corazón. Si es un tema que piense en ocasiones, pero confío en que por muy dura que sea la desgracia por algún lado saldrá el sol.

    ResponderEliminar
  4. Yo que sufro de hopocondría no puedes ni imaginarte lo que sufro si siento cualquier perqueñ dolencia o si la siente mi hija. Le tengo un miedo atroz a que la muerte me llegue en un momento no adecuado, no puedo ni pensar en ello me enferma solo pensar en no ver crecer a mi hija. Solo de pensar que mi cuñado, enfermo de ELA, no vea crecer a mi sobrino me supera de tal manera que me duele tanto que evito pensar en ello. En fin es muy doloroso. Creo de todas formas que mi hija estaria bien cuidada pero me entristece mucho pensar lo mal que lo pasaria. Prefiero no pensarlo.
    Isabel

    ResponderEliminar