Páginas vistas la semana pasada

viernes, 11 de noviembre de 2011

el rapto del deseo

Miles, cientos, decenas de...actividades extraescolares????



Esto dice Violet Alcocer...en su blog...un lugar magnífico sobre hijos, educación y psicología...


"Bajo la piel de ser padres entregados, preocupados y ocupados por nuestros hijos (cosa que está muy bien), sin darnos apenas cuenta  acondicionamos para nuestros hijos una vida en la que no faltan estímulos y actividades. Y lo hacemos de corazón, por ellos, porque nos importan, porque nos interesa que les interesen los teatros, el cine, los museos, los talleres lúdicos, los deportes, la música, el ajedrez o la literatura.
En ocasiones esas actividades vienen a llenar unos horarios en los que no podemos hacernos cargo de ellos y en esos casos aún con más ímpetu velamos por su correcto funcionamiento: comprobamos la mochila para que no falte nada, vigilamos que se cumpla el horario, que no se queden pequeños los zapatos o el chándal.
En fin, resulta que nosotros disponemos y nuestros hijos se limitan a “seguir el guión”, sin espacio para la pregunta fundamental, la que nos conecta a las personas con lo que somos, la que realmente guía nuestras acciones hacia uno u otro fin y es el alimento de la motivación: ¿Quiero yo esto?
De hecho, ni se lo preguntan ellos, ni se lo preguntamos nosotros (¿quieres tu esto?), ni nos lo preguntamos a nosotros mismos (¿quiere él esto?).
Cuando no existe ninguna de estas preguntas lo que sucede es que sólo hay una respuesta posible: el deseo es todo nuestro. Y todas las acciones encaminadas a hacerlo realidad, la responsabilidad, la previsión, la espera, la constancia… son alimentadas y asumidas, obviamente, por nosotros, no por ellos."

3 comentarios:

  1. Esto suele ocurrir con muchos padres que apuntan al chiquillo a fútbol porque les gusta a ellos y punto y si al nene no le gusta ó no es bueno, además le echan unas broncas del copón. A la hora de hacer una extraescolar, es fundamental que el niño vaya a gusto.

    ResponderEliminar
  2. El otro día mi hija me decía, mami a que a ti te gusta que yo haga ballet? mi respuesta fue: Hija a mi me encanta, pero lo que quiero es que te guste a tí, respuesta: Mamá a mi también me encanta. Pues si algún día te deja de gustar me lo dices y no sigas por mí. Creo que es la esencia de las actividades, que lo hagan porque les gusta, no porque nosotros no pudimos o si pudimos ir al Conservatorio, a ballet, a fútbol. Y que no nos olvidemos que tienen que tener tiempo de jugar al pilla-pilla, al escondite, en fin, que a veces se nos olvida lo esencial, "que sean niños".

    Yolanda

    ResponderEliminar
  3. Mi hija va a inglés (porque ella lo eligió y me insitió desde los 3 años), y a chino, porque si este año no la apunto le da algo...me argumentó que es su idioma de origen...y clarr! ante eso...la apunté...
    Y ya no más...tiene que jugar y aburrirse para crear e investigar...no???
    mei

    ResponderEliminar