Páginas vistas la semana pasada

lunes, 14 de marzo de 2011

"no se les quiere igual"



Eso dicen los que no conocen esta forma de amar a unos hijos, "no se les puede amar, igual que a los propios"...ay!! qué cosas!!
Amo a mis hijos como nunca creí que se pudiera amar...con tanta pasión y fuerza, con tanta dulzura y ternura, con tanta paciencia y resistencia...
Yo siempre he amado con profundidad...Desde bien pequeña, siempre ha hubo favoritos en mi vida, mi abuela, mi padre, mi tío Pepe...De joven lo hice con fuerza con mi actual pareja...Y en la madurez de mi vida...lo hago con mis dos pequeños...Cómo pueden opinar los que no conocen esta forma de amor de madre? Es maravilloso esta unión que surgen en el fondo de nuestros corazones tiempos antes de que conozcamos a nuestros hijos, que va creciendo que se hace inmensa y que explota cuando recibes la esperada llamada que te asegura que tienes un hijo que eres madre de unpequeño ser humano, al que no puedes ver, ni sentir, al que aún no le ves la carita, pero al que ya amas desde hace años...Cuando le conoces en imagenes, reafirmas este amor y te parece la cosa más bonita que nunca hbarías imaginado tener como hijo, y cuando cruzas el mundo para reunirte con él, ya el amor es máximo...Y como pueden decirme que no se les quiere igual...yo creo que más...mucho más...
Luego viene el día a día, al apego, el vínculo, el querer y entonces son tan tuyos como tú de ellos...¿Quién se puede atrever a decir que no se les quiere igual...? Yo me atrevo a decir que...incluso más...!!!

5 comentarios:

  1. Muy bonita tu entrada y tienes toda la razón, no importa si tu hijo ha salido de tu vientre, es tu hijo y por eso le adoras.

    ResponderEliminar
  2. Yo no se lo que es querer a un hijo biológico pero dudo que pudiera quererlo más de lo que quiero a mi (adoptada) porque la quiero más que a mi vida.
    Isabel

    ResponderEliminar
  3. Pues ahí tienes a la "Tisen"..... y la perlita que ha soltado en una entrevista.... una desalmada, pienso yo, amén de interesada.
    A mi, la abuela de mi hija, me dijo literalmente "que no puede ser lo mismo que te lo den a tenerlo". Muy poco tacto soltar esa perlita cuando tu hijo y su mujer te están diciendo que van a adoptar.....
    Pero hay mucha mentalidad de eso. Pero es la ignorancia y la prepotencia de la consanguinida.
    NO saben lo que se pierden, no tienen ni repajolera idea.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mei, ni siquiera sé si leerás este comentario dado que lo escribo casi un año tarde!! Es que hoy conocí tu blog y me he puesto a leer tu historia con Hong.

    Algún otro día te cuento nuestra historia, hoy quiero dejar mi testimonio como mamá biológica primero (un chico de 19 años) y adoptiva muchos años después (una nena de 7 años, llegada a nosotros con casi 2 añitos). Claro que se les quiere igual, adoro con todo mi ser a mis dos hijos, son simplemente eso, mis hijos. Lo que sí les puedo decir es que a la adopción la rodea una intensidad y una magia que jamás podrán imaginar los padres biológicos, simplemente porque aquí los suertudos somos nosotros, los papás adoptivos, que buscamos a nuestros hijos contra viento y marea. No sé cómo explicarlo, cuando tienes a tu hijo biológico das tantas cosas por sentadas.. mientras que en la adopción cada pasito adquiere una dimensión mágica, recuerdas cada momento, cada pequeño detalle!! Bueno, te dejo un abrazo desde México, muy lindo tu blog, seguiré de a poco con la lectura. En su momento yo también adopté a una nena que estaba diagnosticada como discapacitada.

    ResponderEliminar
  5. Hola...Chiquita...un año despues? y qué es un año en nuestras vidas tan llenas de emociones y sentimientos...Gracias por haberte acercado a este que es, en sí, un pequeño diario en el que reflejo mis sensciones y pensamientos...mis vivencias por desahogo y por si alguien se beneficia...siempre es magnífico aprender de la experiencia de los demás, yo así lo entiendo y soy la primera que lo hago...Miles de abrazos y...y que sepas que sí...que te he leído...
    Mei

    ResponderEliminar