Páginas vistas la semana pasada

martes, 8 de marzo de 2011

el día que oí

Me gustaría que mi hijo tuviera memoria para que algún día me contara qué sintió el día que oyó por primera vez con 2 años recién cumplidos...si fue miedo, si fue raro, si le fue bastante indiferente o si le gustó...
Tal día como hoy, 8 de marzo, de 2010...Hong, tuvo su primera sensación sonora.
Eran las 10 de la mañana, nos encontrábamos en el hospital, en el despacho del informático, sí, porque la conexión al mundo sonoro y la activación de un implante lo hace un informático...Papá y mamá estábamos entre nerviosos y curiosos, sentíamos cierta preocupación por su reacción y por...¿qué ocurriría, cómo reaccionaría, qué haría?...Nos sentamos frente al chico, Hong en mis rodillas, sentadito, muy formal...cables por aquí, por allá, conexión al ordenador, dispuesta, conexión al implante de Hong, lista...Y..."ya...ya está recibiendo sonido", nos dijo Pablo...llegaba una nueva sensación a su cerebro, era la primera vez que oía, que era oyente...Se me salían los ojos mirando a mi hijo para analizar cualquier gesto, cualquier movimiento hasta de pestañas...de piel...
Observábamos y...vimos como Hong hizo un gesto  con la cara, indicativo de que algo estaba ocurriendo, algo nuevo y distinto, e inmediatamente dirigió su manita izquierda hacia su orejita oyente...Era una señal, oía!!! No cabía duda...mi hijo oía!!! Experimenté lo que es el milagro de la ciencia, de los que investigan y obtienen resultados tan mágicos como éste...que los sordos puedan escuchar y hablar, que no sean mudos, que se puedan incorporar a la vida plenamente...Ese día estuve tan agradecida a los que inventan, a los que estudian, a los que investigan cómo mejorar la vida de tantas personas en este mundo...el ser humano tan malvado, en ocasiones, se vuelve en éstas el más entregado a la humanidad.
"Qué oye?" Le preguntamos al informático...él nos dijo que oía pitos y ruidos, muchos ruidos...así se empieza a oir cuando uno es bebé...y eso es lo que era mi hijo en esos días un bebé de cero años auditivos.

Fue un día lleno de esperanzas, se abrieron las puertas de la nueva vida para Hong...y para nosotros.

5 comentarios:

  1. ...que emocionante relato,...me ha emocionado,....y me siento muy alegre por tu Hong y por vuestra experiencia tan tan bonita.
    Gracias por compartirla, de verdad.
    Felisa
    (yo también pienso en que hay muchos buenos y grnades seres humanos que investigan e intentan mejorar la calidad de vida que tenemos, para ello consagran sus vidas, y menos mal que hay un poco de dinero para pagarles..., los corruptos no se lo llevan todo...)

    ResponderEliminar
  2. Que emocionante............casi casi me imagino la carita del niño al sentir el sonido por primera vez.

    Saluditos

    Marian

    ResponderEliminar
  3. Tengo los pelos de punta y el corazón encogido, es como ver un milagro en directo, uf.
    Ya no se me olvidará nunca el oyó un día 8 de Marzo y al día siguiente yo cumplí 33 años.

    ResponderEliminar
  4. Hola, me gusta mucho tu blog, lo que escribes y cómo lo escribes.
    Estoy realizando actualmente un curso de lengua de signos y realmente es increíble lo que la ciencia y la tecnología pueden hacer por muchas personas sordas, aunque desgraciadamente no todos pueden operarse y sorprendentemente muchos que sí pueden operarse no quieren hacerlo...
    Bueno, saludos a todos y un besito para Hong.

    ResponderEliminar