Páginas vistas la semana pasada

domingo, 20 de febrero de 2011

ORGULLO

Todo lo que avanzan nuestros hijos nos llena de una felicidad especial...pero más, cuando tu hijo tiene una discapacidad y se esfuerza por superarla, esa superación no tiene palabras para describir lo que sientes como madre...Desde que Hong llegó a casa...su vida ha estado llena de visitas a profesionales varios, primero para averiguar qué le ocurría y luego para ir arreglando su "desarreglo"...ha sido un camino intenso y cansino en muchas ocasiones, para nosotros...pero más para él...Mi niño se ha adaptado muy bien a todos sus compromisos que son varios, por la mañana su incorporación a su escuela infantil con atención temprana incluída; y por las tardes sus sesiones de logopedas...Un portento, diría yo, que es mi pequeño...teniendo en cuenta todo lo que ha tenido que superar, desechar y avanzar...
Hoy estoy especialmente orgullosa de él...por las palabras que ayer nos  volvió a regalar uno de sus logopedas, el que primero lo atendió. Salió de su sesión derrochando alabanzas para Hong y expresando todo lo que aprende...aunque lo que más me gustó fue cómo lo definió...como el niño más trabajador que tiene y el que más ha evolucionado y cambiado desde que llegó...un primor...un orgullo...

4 comentarios:

  1. Es para estar orgullosa, desde luego!

    ResponderEliminar
  2. Por cierto...por si no lo has leido, te he dejado un comentario en un post anterior, en el de esponjarse!

    ResponderEliminar
  3. ¿Te lo repito?...... jejejejeje Tu hijo es El Grande y hará grandes cosas, no me cansaré de decirtelo.
    Yo también estoy que me salgo de orgullo por lo que me toca de él, que no es poco.....

    ResponderEliminar
  4. Fuiste tú, Xiao, la primera que lo abrazó y besó en China...un orgullo, para mí....

    ResponderEliminar